Todo lo que necesita saber sobre la Tiroides

Publicidad

La Sorprendente Historia de la Tiroides

En China, 2700 años antes de Cristo, notaron cómo muchas personas padecían de una terrible enfermedad: su cuello empezaba a crecer desproporcionalmente. Algunas de estas personas morían y otras iban perdiendo su salud hasta quedar en coma. Lo más interesante es que muchos de estos casos los curaban alimentando a los enfermos con algas marinas, ¡y funcionaba! Hoy día sabemos que se trata de enfermedades en la tiroides. ¿Pero qué es la tiroides? ¿Por qué es tan importante? ¿Y por qué funcionaban las algas?

Si usted es de los que prefiere los videos, puede ver nuestro video de La Impresionante Historia de la Tiroides en nuestro canal de YouTube. De lo contrario, no lo dude, siga leyendo.

Si usted o algún ser querido ha sido diagnosticado con enfermedades como hipotiroidismo, hipertiroidismo o cáncer de tiroides, quédese porque le vamos a enseñar la ciencia e historia detrás de la tiroides. Si usted no sufre de estas enfermedades, igual quédese, porque estas patologías están creciendo alarmantemente y usted podría ser el siguiente. Así que ponga cuidado, porque muchos médicos aún no comprenden lo que voy a contarle, conocer esta información es fundamental y puede salvarle la vida.

La Tiroides

La tiroides es una pequeña glándula que está ubicada en el cuello. Tiene tanto poder, que desde allí afecta todas las células del cuerpo. Pero eso no lo sabían en China hace miles de años, ellos sólo entendían que las algas marinas podían mejorar algunas personas que tenían cuellos gigantes. Para llegar a entender cómo funciona la tiroides y cómo se enferma, se necesitó de mucha investigación, esfuerzo y sufrimiento.

Cerca del año 1500 después de Cristo, el primero en dibujar la tiroides fue Leonardo Da Vinci, quien tuvo acceso a 30 cadáveres por permiso especial del papa. Pero claro, todavía no sabían cuál era su función. Algunos creían que simplemente era decorativa y servía para que los cuellos se vieran más bonitos. Otros creían que ayudaba a lubricar la laringe, que es por donde pasa el aire y donde se produce la voz. En un momento se dará cuenta de lo equivocados que estaban y lo fundamental que es la tiroides para la vida.

Leonardo Da Vinci: Primero en dibujar la tiroidesEn 1656, el anatomista Thomas Wharton describió y nombró esta glándula como “tiroides”, ya que su forma se le parecía a un escudo y el nombre griego para escudo es parecido a la palabra tiroides. Pero aun teniendo nombre, no se entendía para qué servía.

Hasta que, por fin en 1789, un francés realizó una asociación que lo cambiaría todo. François-Emmanuel Fodéré se dio cuenta que algunos niños que tenían una enfermedad denominada cretinismo, también tenían bocio. En medicina le llamamos bocio al crecimiento anormal de la tiroides. El cretinismo, es una enfermedad en la que los niños tienen un severo déficit en el desarrollo, tanto físico como mental y acompañado de deformidades en el cuerpo. Aunque en el momento no se pudo entender la relación entre bocio y cretinismo, esto abrió la puerta para que muchos científicos empezaran a investigar. Como dato curioso le cuento que el nombre de la enfermedad “cretinismo” viene del latín "christianus" ya que se decía que estos niños eran tan enfermos que no eran capaces de cometer ningún pecado. A la persona con cretinismo se le dice cretino, pero cómo pasó de servir para denominar una enfermedad para luego volverse un insulto, eso no lo sé.

Cretinismos: Hipotiroidismo en niñosCon el tiempo se dieron cuenta que, al hacer la necropsia de los cuellos gigantes, lo que en realidad estaba creciendo dentro era la tiroides. Y cómo es lógico, muchos curiosos se preguntaban si era posible operar y quitar la glándula que estaba creciendo. Casi todos los registros que existen sobre las primeras cirugías de tiroides son un completo fracaso. Principalmente porque la gente moría durante la cirugía. Pero la verdadera importancia de la tiroides, se empezó a entender cuando las personas lograron sobrevivir a la extracción completa de la glándula. Hace tan sólo 150 años, el doctor Emil Theodor Kocher fue el primero en documentar los efectos en el cuerpo luego de la extirpación de la tiroides. Él aseguraba que los pacientes subían de peso, se ponían fríos, lentos y mentalmente trastornados. Muchos entraban en coma y luego morían. En cierta forma era como un cretinismo, pero en adultos. Kocher dijo textualmente:

“En términos técnicos, ciertamente hemos aprendido a dominar la operación para el bocio. Pero algo más sucedió... La extirpación de la glándula tiroides ha privado a mis pacientes de lo que les da valor humano. He condenado a personas con bocio… a una existencia vegetativa… salvados por una vida que no vale la pena vivir”

Kocher obtuvo el premio Nobel de medicina en 1909 por sus descubrimientos sobre la tiroides. Tal vez aún no sabían cómo mantener a una persona viva luego de sacarle la tiroides, pero al menos habían descubierto que era fundamental para la vida.

Bocio: aumento anormal de la tiroidesAfortunadamente para todos nosotros, la ciencia siguió avanzando. Luego de mucha investigación y pequeños adelantos que, sumados unos con otros nos permiten entender exactamente cómo funciona esta glándula. Así que déjeme le ahorro muchos años de historia y le explico cómo funciona la tiroides.

Las glándulas son órganos que producen sustancias. La tiroides es una glándula productora de hormonas, que son mensajeros químicos dentro del cuerpo. De forma simple, las hormonas que produce la tiroides sirven para regular el metabolismo. ¿Eso qué quiere decir? Fácil, la tiroides regula la velocidad a la que funciona el cuerpo. A mayor cantidad de hormonas tiroideas, más rápido funcionan todas las células. A menor cantidad, más lento funciona todo. Pero cuando digo todo, realmente es todo el cuerpo. Hoy día sabemos que el cretinismo en los niños es por falta de hormonas tiroideas, ya que sin éstas las células simplemente dejan de funcionar.

¿Y cómo se crean las hormonas tiroideas? La materia prima es el yodo. Si recuerda sus clases del colegio, el símbolo químico del yodo es I. El yodo llega al cuerpo por la alimentación y no todos los alimentos tienen yodo. Por lo tanto, si usted deja de consumir yodo, su tiroides se verá en problemas para fabricar hormonas. La respuesta del cuerpo para poder captar el poco yodo disponible, es hacer que la tiroides crezca. Y si esto no funciona, seguirá creciendo sin control.

deficiencia de yodoY le cuento un dato curioso, las algas marinas tienen mucho yodo. Por esta razón funcionan para reducir el bocio causado por falta de yodo. Pero tenga mucho cuidado, si usted tiene un problema de tiroides no se ponga a comer algas día y noche como si fuera un pez. No todos los problemas de tiroides son causados por falta de yodo. De hecho, algunas enfermedades de la tiroides pueden ser causadas por exceso de yodo, así que consumir de más puede empeorar su condición.

¿Cómo funciona la tiroides?

Desde este momento voy explicarle el funcionamiento de la tiroides. Voy a usar nombres que le parecerán raros y difíciles de aprender, pero lo hago porque muchos de estos nombres son usados en exámenes de laboratorio que su médico le puede solicitar. Así usted podrá entender qué es lo que le están midiendo. Si quiere tome nota o repita este video cada vez que lo necesite.

El yodo que consumimos viaja por la sangre, de esta forma llega hasta la tiroides. Allí, una enzima llamada peroxidasa tiroidea será la encargada de preparar el yodo para que se pueda unir a los restos de una proteína llamada tiroglobulina. Al unirse formarán las hormonas tiroideas que se conocen como T1, T2, T3 y T4. El número que acompaña a la T se refiere a la cantidad de átomos de yodo que contiene la hormona. Es decir, T1 tiene un átomo de yodo, T2 tiene dos átomos de yodo y así sucesivamente.

¿Cómo se forman las hormonas tiroideas?T1 y T2 no funcionan sobre las células, pero se pueden sumar para formar T3 o T4. La hormona T3 es la que funciona directamente sobre las células. A mayor cantidad de T3, más rápido funcionan las células. A menor cantidad, más lento funcionan. T4 casi no tiene acción sobre las células, pero está por ahí rondando en la sangre para convertirse a T3 a medida que sea necesario. La conversión entre estas hormonas T1, T2, T3 y T4 es realizada por unas enzimas denominadas deiodinasas o desyodasas que se encuentran en varios órganos del cuerpo. La tiroides produce T4 en su mayoría y se va convirtiendo a T3 en diferentes partes del cuerpo.

¿Le estoy contando mucha información? No se preocupe, estamos cerca de terminar la explicación. A mí también me tomo varias repeticiones entenderlo. La verdad es que es maravilloso comprender la forma tan precisa y perfecta en que funciona el cuerpo humano, y al mismo tiempo lo frágiles y susceptibles que somos a tantas enfermedades.

Continuemos. Si sabemos que muy poca, o mucha hormona es perjudicial para el cuerpo, ¿cómo hace la tiroides para saber cuánta hormona producir? La tiroides es como un niño chiquito que no se manda solo. Son sus papás los que le dicen lo que tiene que hacer. Si la tiroides es el niño, la mamá es el hipotálamo y el papá es la hipófisis, estos dos son partes del cerebro. Como pasa en mi casa, mi mamá le dice a mi papá qué es lo que hay que hacer y mi papá luego me dice a mí. Es decir, el hipotálamo comunica a la hipófisis si se necesita más o menos hormona tiroidea por medio de una hormona llamada TRH. Con esta información, la hipófisis envía una hormona llamada TSH que es la que recibe la tiroides para saber si debe trabajar más o menos.

¿Cómo se produce la TSH?En pocas palabras, si el cerebro cree que se necesita más hormona tiroidea entonces aumenta la producción de TSH. Si por el contrario el cerebro considera que hay mucha hormona tiroidea, la cantidad de TSH baja. Cuando la TSH es muy elevada por mucho tiempo, se produce bocio.

Tenga en cuenta que no todas las enfermedades de la tiroides producen bocio y no dan por la misma causa, cada uno de los elementos que hemos visto puede fallar. Por eso es importante saber, ¿qué se puede medir en el laboratorio? La buena noticia es que todas estas sustancias circulan por la sangre, por lo que con un simple pinchazo podemos medir lo siguiente:

  • Cantidad de yodo.
  • La peroxidasa no suele medirse, pero sí se miden los “anticuerpos antiperoxidasa tiroidea”. Los anticuerpos son las defensas del cuerpo, que por error pueden estar atacando la peroxidasa y de ser así su tiroides no funcionará bien.
  • Si no hay suficiente de esta proteína, tampoco se pueden hacer hormonas tiroideas.
  • Los anticuerpos antitiroglobulina también se pueden medir para saber si su cuerpo la está destruyendo.
  • T3 y T4 libres y totales. Las hormonas de la tiroides pueden viajar en la sangre unidas a proteínas transportadoras o también pueden viajar libres. Cuando le pidan “T3 total” o “T4 total” le están midiendo la suma de las hormonas que viajan unidas a proteínas más las que van libres. Mientras que cuando le pidan T3 libre y T4 libre, como su nombre lo indica, le estarán midiendo únicamente las hormonas que viajan libremente listas a entrar a las células. Por lo general, se suelen medir más las libres.
  • De hecho, muchos médicos sólo usan este examen para diagnosticar si hay o no un problema en su tiroides. La razón es que la TSH tiende a ser estable en el tiempo. Así que es como preguntarle al cerebro qué opina sobre la forma en que ha estado trabajando su tiroides en las últimas semanas. Pero hay que tener cuidado porque en algunas ocasiones este valor puede ser normal y haber una enfermedad tiroidea.

¡Felicitaciones! Usted sabe más de la tiroides ¡Felicitaciones! Eso es todo, créame que con esta información usted sabe mucho más sobre la tiroides que muchos médicos. Por lo general sólo los endocrinólogos e internistas entienden bien esta información. Por esta razón muchas enfermedades de la tiroides pasan desapercibidas y se necesitan años antes de poder diagnosticarlas correctamente.

Mi Historia

En mi caso, mi enfermedad es autoinmune. Es decir que mi cuerpo destruye mi tiroides. Mis resultados de anticuerpos antitiroglobulina siempre salen altos, por lo que mi cuerpo destruye la tiroglobulina. Y claro, si medimos mis niveles de tiroglobulina son extremadamente bajos porque ha sido destruida. Como no hay tiroglobulina, mi tiroides casi no tiene material para fabricar hormonas tiroideas. Esto hace que mis niveles de T3 y T4 sean bajos. La respuesta de mi cerebro es aumentar la TSH para obligar a la tiroides a trabajar más duro. Si no hago nada con mi problema mi tiroides sólo crecerá y crecerá para tratar de dar la talla, pero ella nunca va a poder realizar el trabajo. Sin hacer nada al respecto, al final tendré un cuello gigante, pero ese será sólo parte del problema, porque además todos mis órganos trabajarían lentamente. Para solucionar el problema tomo diariamente una pastilla de T4. Si la dosis no es la adecuada tengo síntomas como demasiado sueño y cansancio, aumento de peso, dolores articulares, caída de pelo, piel reseca, uñas quebradizas, estreñimiento y una profunda depresión. Y en general todos estos síntomas van acompañados de un malestar general muy fuerte.

Síntomas de hipotiroidismoLas principales enfermedades de la tiroides se resumen en:

  1. Hipotiroidismo: que es tener muy poca hormona tiroidea.
  2. Hipertiroidismo: que es exceso de hormona tiroidea.
  3. Cáncer de tiroides.

Afortunadamente, hoy día contamos con muy buenos tratamientos para estas enfermedades. Pero es cierto que falta mucha educación, tanto en los pacientes como en los médicos. Supongo que usted quiere saber cuáles son los síntomas exactos, cómo se diagnostican y cuáles son los tratamientos. Pero en este artículo primero quería contarle el funcionamiento general de la tiroides, para que usted aprenda sobre su importancia y cómo afecta todo el cuerpo.

Publicidad